sábado, 14 de febrero de 2009

Una semana y ya llevabamos mes!

El viaje a Pala nos dejó totalmente muertos, sin apenas dirigirnos la palabra, uno por uno nos fuimos directos a la ducha, imaginaos el polvo que uno puede almacenar en cuatro horas por un camino de tierra. La cena, un poco de sobras de aquí otro poquito de allá y algo de paté francés, fue uno de los mejores momentos del día, además, desde nuestra “terraza” se veía una luna llena espectacular, que por lo que sabemos también la podíais ver vosotros desde allí, lo que hizo que fuera aún más especial.

Para los que no lo sabeis, para nosotros ver la luna es muy importante, es una forma de contacto directo con todos vosotros, nos orienta y nos da muchas fuerzas, además de que aquí es muy necesaria para ver un poco más por la noche. Sofía y Marta (las pequeñas de la casa, ¡las sobris!) buscan la luna todos los días, incluso ven nuestras caras en ella, y desde aquí os invitamos a todos a buscar la luna todas las noches, si teneis la oportunidad. Todos compartimos la misma, es divertido, muy económico y eficaz porque aquí nos llegan todos los besos y saludos. ¿Por qué no creer en la magia que nos rodea?

A la mañana siguiente nuestras posaderas seguían hechas una pasa, agujetas en los brazos, dolor de espalda... pero un nuevo día nos esperaba, lleno de retos y objetivos que alcanzar. Es cierto que la forma de trabajar tchadiana no es la misma a la que estamos acostumbrados, tiene cosas buenas como el horario, la calma, la tranquilidad, el no tener un jefe insoportable... pero todas estas cosas buenas rápidamente se convierten en grandes dificultades para realizar un trabajo efectivo. La información nos llega por cuenta gotas, todo el mundo trabaja muy lento lo que paraliza también nuestro trabajo y por eso tenemos momentos de bajón, porque sabemos que podemos hacer más, pero las circunstancias no nos lo permiten, y eso frustra un poco. Pero no os preocupéis porque son sólo momentos, rápidamente te das cuenta que estás es África, y que somos nosotros los que nos tenemos que adaptarnos a su ritmo de vida, no ellos a nuestra forma de trabajar.

Ambos hemos pasado por alguno de esos momentos, duran poco, porque en seguida hay alguien que viene y te apoya, te entienden porque ya han pasado varias veces por esa misma sensación, te inyectan una dosis de positivismo y…¡andando que es gerundio!

La verdad es que poco a poco vamos haciendo cosas, en los últimos días el trabajo se ha acelerado, nos vamos entendiendo mejor con la gente y tanto la auditoría como la redacción del proyecto de microcréditos están bastante avanzados. Esta semana ha estado especialmente dedicada a trabajar, que ya tocaba, por lo que la mayoría de las horas las hemos pasado en el despacho, y por eso quizá esta crónica sea un tanto sosa. También ha venido Carlos, que tenía varias reuniones en Laï, y hemos podido compartir las tardes con él, con Cristian, Theophile y alguno más que se apuntaba.

Otro momento muy distinto, que también es importante en nuestro día a día es el momento internet, en el despacho de Alice o en la famosa “sala de los bichos”, donde se reúne una completa variedad de fauna local, y leemos todos vuestros mensajes, uno por uno, es un placer ver que todos los días el número de visitas aumenta y desde países de todo el mundo. Y eso es lo que nos anima a seguir escribiendo y transmitiros nuestras sensaciones.

Nos toca trabajar este fin de semana en casa, dando un empujón a las reformas que quedan. Para intentar minimizar el calor, que cada día es un poquito mayor, van a cubrir de paja los tejados, que ahora mismo son unas laminas metálicas en las que sin duda se puede freir unos huevos, además de hacer falsos techos que aíslen un poco. Para las lluvias necesitamos hacer unos muros que eviten la entrada de agua en la casa. También hay que pintar, para dar un poco de alegría, y meterle la mano al jardín, estamos preparando un pequeño huerto.

Clementine, la mujer que nos cocina, ha tenido una semana bastante dura. El lunes nos dijo que había pasado todo el fin de semana en funerales porque ha perdido a tres familiares, entre ellos su hermana. Al día siguiente murió el marido de ésta. Aquí la muerte es más que habitual, a diario se ven numerosos grupos de personas reunidos en las entradas de las casas, compartiendo cerveza, cantando, bailando, incluso pasando la noche entera juntos, así son las ceremonias fúnebres aquí. Al transmitir nuestro pésame a Clementine, percibimos una sensación extraña, esta triste, sí, pero parece más bien resignada, no mostraba derrumbamiento, trabajó como un día más.

También vamos aprendiendo un poco más de la cultura e historia de nuestra zona. Como sabeis Laï se encuentra en la región de Tandjilé, entre medias de la zona habitada por el pueblo Sara, al sur, y el pueblo Massa, al norte. Es una zona que no ha participado en los conflictos bélicos del pasado, ni ha sido atacada por ningún otro reino o grupo. Es también una zona de transición, de paso de caravanas que van hacia el norte, especialmente por Kelo, donde está la carretera asfaltada que une el sur del país con la capital. Comprende gran diversidad de etnias distintas, por lo que se ven multitud de diferentes rasgos facciones y símbolos. El tema de las marcas en la cara también es algo que llama la atención, es una costumbre que está perdiendo fuerza pero todavía es visible, en personas mayores muy común y también en algún niño. Con el fin de diferenciarse, cada etnia tiene sus propias marcas, unos cortes en la cara que varían en forma, tamaño y posición dependiendo de cada grupo. La diversidad de etnias hace, obviamente, que las lenguas habladas sean también numerosas. Ayer mismo charlando con Doube, dueño del bar más próximo al trabajo, donde solemos pasar alguna que otra tarde, estuvimos contando unas doce lenguas diferentes y aprendiendo un poco de Kabalaye y de Ngambaye, que junto con el Gabri y el Nantchere son las más comunes en Laï, aquí va todo lo que pudimos asimilar:

¿Cómo te llamas?
Kos n’e ne mega (Femenino, Kabalaye)
Kosi ne mega (Masculino, Kabalaye)
Ri na nawa (Ngambaye)

Me llamo…
Koseng ne …. (Kabalaye)
Rim na …. (Ngambaye)

Bueno esto es todo por hoy, hasta la próxima. Lalé!!!!!

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya estoy aquí.Otra vez con vosotros.El Angel de la Guarda condujo la mano del cirujano para que la operación resultase perfecta.En cuanto he podido leer mi primera reacción fué introducirme en vuestro BLOG. Así que , todavía con alguna dificultad,de una tirada me he leido vuestra última crónica y la anterior,el viaje a Pala.Como siempre , ambas cronicas fascinantes.Me gustaría comentar ambas, pero haría este texto excesivamente largo.Me quedo , pues, con la última.
La luna...Sois tan románticos como yo.Es muy cierto que en su visión,allí nos reflejamos TODOS.Y os veo todas las noches como en las fotografías:guapos y alegres.Estoy seguro que en El Chad tendrá un aúrea especial.Rodeada de estrellas ,en días sin nubes , con el pensamiento traspasamos su manto, y llegamos al CIELO.Desde allí DIOS y su Madre LA VIRGEN , os miran con dulzura especial,os sonríen y protegen.A todos,creyentes o no.
Pienso mucho en vuestro trabajo.El Heraldo,publicó hace unas fechas,unos datos de la Obra Social de la CAI,en los que comentaba sus ayudas a las CECI.Daba cifras de los importes de esa ayuda a las Cooperativas de Crédito de El Chad,en las que vosotros trabajais,y citaba que contabais con 1990 clientes , con unos depósitos de más de medio millón de euros.Si estas cantidades son ciertas,vuestra responsabilidad va a ser muy elevada.Por ello,todo el control y rigor conque lleveis la operativa de los movimientos de dinero,será poco.Por cierto ¿Teneis programas ,software,de ayuda en el trabajo diario? Esto no cuesta nada.Si no los tuvierais, os lo deben proporcionar la propia CAI.Y aún mejor, el Banco Central francés que colabore con la CECI,como depositante de los ahorros de los clientes.Así la armonía operativa sería perfecta. Permitidme otra sugerencia , en la que ya habrán pensado el Obispo y Carlos.¿Se ha recurrido a la petición de subvenciones al Fondo de la Unión Europea para ayudas en Africa?Bien realizado ,en cuanto a su presentación, y bien documentado, el proyecto de Cooperativa de Carlos sería ideal.Se creó este Fondo en 2005 y el Comisario es francés,por lo que existen factores que podrían ayudar.Entrar en Google para conocer todos los detalles.
La magia que decís os rodea ,hoy tendrá un halo especial.ES EL DIA DE LOS ENAMORADOS.Y vosotros lo estais.Y también todos los que os rodean.Porque esa alegría, esas sonrisas,esa felicidad de la que escribís cuando os referís,sobre todo, a los niños chadianos solo puede partir del AMOR.Una fuerza interior de la que carece el mundo occidental,solo preocupado del placer ,de su comodidad, de su egoismo.Con honrosas excepciones como son esta ONG ,tan singular,como ADANE ,así como otros muchos,como vuestros amigos cooperantes, que dedican una parte de su vida a SERVIR a los más necesitados.¡Quien tuviera vuestra edad para poder copiaros!.
No puedo terminar mi comentario sin dar infinitas gracias a los que se han preocupado por mi salud.Menciono especialmente a los que ya se han convertido en una parte importante de mi vida,los amigos de ADANE,la madre de Mariu,su abuela, y todos los amigos del blog.Algún día tendremos que reunirnos para celebrar esta amistad nacida desde el fondo del corazón sin habernos conocido físicamente.Y sobre todo a vosotros dos.Formais parte de lo más entrañable de mi ser.Y no voy a soltaros nunca.Os quiere muchísimo,Guillermo(el abuelo)

ADANE dijo...

¡Ay, el tiempo! Parece que la falta de cierto ritmo de trabajo es un mal -¡o quizá un bien!- muy común en África. Así, en todas partes en las que hemos trabajado o cuando lo hemos hecho con africanos todo se eterniza, todo es lento, todo cuesta.

Antes, cuando las nuevas tecnologías no existían, nuestro ritmo de blancos del norte se adaptaba a las circunstancias. No quedaba más remedio. En la época de Carlos en Togo –evidentemente sin teléfono-, pasaban meses antes no llegaba una carta suya con alguna noticia o con alguna demanda; más meses para que llegara la información, más meses para cerrarlo todo…

Ahora, toda esta tecnología que es fantástica porqué nos acerca a ellos, es también un inconveniente para los que trabajan allí porque, para seguir el ritmo que desde aquí imponen los financiadores, a menudo necesitan trabajar al ritmo del norte, en un país del sur.

De todas maneras, aunque esto os crispe o os frustre en algún momento quizá es uno de aquellos aspectos sobre los que podríamos reflexionar todos aquellos que vivimos en el “mundo desarrollado” estresados por una prisa que nosotros mismos nos imponemos para tener más cosas de las que tenemos y necesitamos, y que a veces nos impide dedicar tiempo a lo importante: a las relaciones con los demás que, en el fondo, es lo que nos mantiene a flote y nos da la energía necesaria para estar felices y equilibrados.

Ya lo dice un proverbio africano: Los blancos tienen reloj pero nunca tienen tiempo.

Nosotros no sabíamos que os habíais aliado con la luna para que actuara de mensajera pero, desde aquí, también hemos sentido la magia de esa luna llena y la hemos utilizado para sentirnos ceca de la genta a la que conocimos en Mozambique y en Chad. Ahora, sabiendo que vosotros también estáis mirándola, la utilizaremos para haceros llegar toda la fuerza necesaria para continuar.

¡Besos y abrazos grandotes y luneros!

Lalé!!! Lalé!!!
Francesc y Mireia

ADANE dijo...

Guillermo,

Nos alegramos mucho de que todo haya ido tan bien y de que ya esté de nuevo ante el ordenador.

¡Tiene usted toda la razón del mundo! Cuando Manu y Mariu estén de nuevo de vuelta, tendríamos que proponernos encontrarnos todos en alguna parte para conocernos y darnos un buen abrazo en vivo y en directo.

Francesc y Mireia

Leticia dijo...

Después de un mes sin nuestra querida Tata, lo único que consigue arrancarnos las lágrimas y sentir la ausencia de nuestra hermana y tia es ver la luna, la famosa luna. Ver el nombre de mis hijas en la crónica de hoy ha podido con la dureza con el que he conseguido acostumbrarme a tu ausencia. Sinceramente me ha emocionado. Efectivamente y como cuentan estos chicos estos días que, como sabéis, ha habido luna llena y ya no hay nubes hemos estado buscando la luna noche tras noche y la tirábamos besos las niñas y yo en la confianza absoluta(incluso la mia) de que os llegarían. Durante un viaje de vuelta desde Granada el pasado domingo nos acompañó todo el camino y ya fue tal la obsesión que hasta Sofía vio la cara de la tata en la luna que hizo el mismo viaje que nosotros por la ventanilla de la izquierda.Efectivamente la luna es lo único que todos podemos ver a la vez estando a miles de kilómetros de distancia... Ahora se hace cada vez más pequeña y dentro de poco no volveremos a ver tu cara en ella, pero ya sabes que estás continuamente en nuestro día a dia, la merienda, el baile, el cole, las cenas,....todo el mundo me pregunta por cómo os va y qué tal estáis, gente que ni conocéis....
Bueno quizás este comentario resulte algo personal y tonto. Me he permitido este exceso de ñoñería hoy porque para nosotros y sobre todo para las niñas la magia de la luna tiene un significado y sentido muy especial, el mismo que tiene la tata en nuestra familia.
Abuelo Guillermo es maravilloso verle otra vez entre nosotros. Desde aquí un fuerte abrazo y a vosotros chicos un besazo de hada muy fuerte.

Chus Mama dijo...

Queridos y adorados chicos: Acabo de leer vuestra última crónica y no pensaba hacer comentario ya que había hablado por tlfno. ayer, pero al leer la del abuelo Guillermo, he decidido hacerlo para poder decirle desde aquí que estoy encantada de que su recuperación vaya tan bien y que esté otra vez con nosotros como buen tertuliano que es y aunque ya sé por Ana que la operación fue estupenda, estaba deseando volver a poder leerle. Mi hija Leticia, querido abuelo Guillermo, en días pasados, me decía que le encantaría que un día nos pudiéramos reunir todos los tertulianos chadianos porque todos ya formamos parte de un grupo con un fin común, el querer a estos chicos tan estupendos que tenemos y que han hecho que conociéramos a una familia cómo los Santos y unos nuevos amigos que nos da la sensación de conocerlos de toda la vida.
Bueno pareja, que me encanta que, aparte de realizar vuestro trabajo por el que habéis sido contratados, estéis tan capacitados para integraros cómo lo hacéis en sus pueblos y gentes. Cuando el otro día hablé contigo MªEugenia, me decías que Manu se había ido a visitar enfermos con sus nuevos amigos y tú te ibas con las monjas mejicanas y esto es algo verdaderamente digno de admirar. Me imagino la alegría que sentirá esta gente cuando se le vaya a ver o a charlar con ellos y en su pobreza o enfermedad ven la simpatía y la buena energía que tienen estos dos chicos nassara. Y no es pasión de madre, es que os conozco bien y sé que sois de esa manera. Es vuestro “buen hacer” y esas sonrisas que tenéis, que parece que las estoy viendo, son lo mejor de vosotros, aparte, claro está, de otros muchos valores.
Antes de irte hija, cuando me dijiste que en la luna nos podríamos ver todos y darnos un beso, que por cierto, al decírselo a Sofía ese día fueron las primeras lágrimas que nos salieron, lo tengo presente todos los días y te lo mando para desearte las”buenas noches”.
Por cómo sois y por lo orgullosa que me teneis, os quiero, ya os lo he dicho verdad? Pues así es.

Nuria dijo...

Hola chicos!!!
que gracia lo de la Luna. La verdad es que últimente solo veo la Luna cuando estoy en Motril, en la ciudad nos hemos acostumbrado al olvidarla.... Núria, despues de unos dias de baja por el herpes está totalmente recuperada, y el viernes que viene nos vamos a Dublin 4 dias, a buscar el auténtico Dunnes...jejeje
Os echamos de menos, pero por suerte existe internet y podemos saber de vosotros. A ver si coincidimos un dia de estos en el skype.
Nos vemos esta noche en la Luna.

Muchos besos!!

David y Núria

ana dijo...

Chicos para nada soso vuestro comentario, nos interesa y nos llena todo lo que explicais, tanto las excursiones como el día a día, vuestro trabajo e incluso vuestros pequeños bajones por no adelantar tanto como quisierais. Seguir como lo estais haciendo, porque me consta que lo haceis muy bien.

Me he emocionado pensando en que la luna nos podía unir, la luna tambien tiene mucho significado para nosotros, los peques no hablaban y ya señalaban la luna, sobre todo en Motril que es cuando tenemos más oportunidad de verla, además recuerdo que fue alli tu madre Mariu les enseño a buscarla cada noche. Ahora la buscaremos aqui, aunque a veces sea difícil verla en esta ciudad llena de edificios que se empeñan en ocultarla, y haremos como vuestra familia, os enviaremos un beso cada noche lleno de todo nuestro cariño para los dos.

Abuelo Guillermo me alegro que todo haya ido bien. Yo tambien me apunto a ese encuentro entre todos los que somos seguidores de esta pareja tan maravillosa.

Ana

Ana Santos dijo...

He leido unos comentarios tan bonitos que no puedo dejar de escribir. Leticia, sigue así educando a tus niñas, les estás proporcionando una infancia llena de cariño lo que sin duda es el mejor seguro de felicidad para toda la vida. Chus-mamá, nosotros también estamos encantados de haberos conocido y de que nuestros hijos se quieran como se quieren y sean como son. Y a nuestros amigos de ADANE "padres" de esta aventura ¿como no reconocer su enorme calidad humana si llevan años luchando por Africa desde una ONG? En fin todo esto nos hace, también a nosotros, mejores. Es como si el efecto benéfico de ese amor que despliegan Manu y Mariu nos llegase a todos, aqui donde no tenemos tiempo para lo importante y dejamos de cuidar nuestros afectos. Que todo esto nos sirva para aprender...
Sobre "nuestros chicos" los vi por Skype mucho mas guapos que en Madrid, será que el ritmo africano es bueno para la salud, desde luego el de Madrid no lo es... A ver si conseguimos mandaros el paquete lleno de cosas que seguro que os harán ilusión. Decidnos algo en cuanto lo sepáis que tenemos que organizarlo!!! Seguid así de guapos. OS QUEREMOS MUCHIIIIIIIIIIIIIIISIMO

Anónimo dijo...

Francesc y Mireia:
Sois encantadores.¡Cuanto os he agradecido vuestras expresiones!
Y,como así lo siente mi corazón,extiendo el adjetivo ENCANTADORES a Leticia, a Chus Mamá,a Ana...A todos. Llegará el día , no lo dudeis , que podamos reunirnos para conocernos y abrazarnos ,con el centro de nuestra alma puesta en Mariu y en Manu.
El leer vuestros comentarios me ha obligado a escribir mi segundo idem.Los sentimientos me empujan a ello.Y a repetir, una vez más, con la voz nuy alta , mi cariño hacia quien no conozco pero quiero con todas mis fuerzas.MARIU , MANU , ¡Vosotros sois los causantes!Y..¡Que bella causa!
Guillermo (el abuelo)

Rafa dijo...

A pesar de que ha pasado más de un mes desde que partisteis hacia lo más profundo de África, he de reconocer que todavía no ha pasado el día en el que no haya pensado en ti, prima. He de reconocer que me he puesto varias veces delante del ordenador para escribirte y transmitirte mis ánimos, mi alegría por saber que estáis bien y, porque no, la tristeza que me provoca la sensación de no tenerte a mi lado. Precisamente esa tristeza, sumada a las sentidas palabras que aparecen en este blog por todos aquellos que os quieren, hacen que me vuelva a levantar de la silla incapaz de escribir una sola palabra sin que una lágrima caiga encima del teclado.

Compañera de cientos de andanzas, percances, aventuras, risas, suspensos, pocos aprobados (los míos), debates (en los que siempre ganabas), y una incontable cantidad de momentos inolvidables, han hecho de ti mucho más que una prima para mi. Al igual que mi prima Leti mira la luna para poder verte cada día, para mí hay una imagen que cada noche me persigue a la cama y que en su momento fue un 'simple' regalo de la mejor repostera de todo monterrozas: una foto tuya y mía bailando en la boda de tu hermana.

Cuando miro esa foto, mi cabeza se llena de historias. Me acuerdo de nuestras travesuras en Retamar, de nuestras meriendas de los viernes, de los saraos que montaba mi tía Chus en nuestros cumpleaños y de cada uno de los 24 abrazos y besos que nos hemos dado el primer minuto de cada año que hemos pasado juntos. Pero esa foto no sólo me habla de recuerdos, también me habla del presente y del futuro, porque si aquella noche saliste ilesa de aquel baile, seguro que en el Chad, en Madrid o donde quiera que estés, conseguirás sacar adelante TODO lo que te propongas.

Antes de despedirme, porque ya me empiezo a poner sentimental y tontorrón, me gustaría pediros perdón a ambos por no haber sido capaz de escribiros antes. También me gustaría transmitir mi más sentida enhorabuena tanto a ti como a Manu por la labor que hacéis cada día y a vuestras familias por apoyaros en todo momento, especialmente a mi tía Chus, a mi tío Félix y a mi prima Leti, de los que me siento muy orgulloso.

Espero que algún día alguien se de cuenta que las mejores personas no son las que tienen más dinero en el banco, sino las que cada día luchan por hacer de este mundo un espacio mejor para todos, como haceis vosotros.

Un beso muy fuerte, TU PRIMO.

Chus Mama dijo...

Este es un comentario para dirigirme a todas aquellas personas que, con vuestras muestras de cariño, haceis que la ausencia de, en mi caso mi hija, se haga mucho más llevadera. Ese mismo sentido que poneis en vuestros escritos lo recibais por mi parte con mucho agradecimiento.
Y especialmente va dirigido a mis sobrinos Marta Y Rafa que con sus palabras me han hecho emocionarme así cómo al resto de la familia.
Parece mentira, pero viviendo cerca y siendo familia a penas nos vemos por eso de la trepidante vida que llevamos y por eso quiero hacerlo desde aquí. Vuestras palabras dirigidas a vuestra prima y a nosotros los tios, no las olvidaré nunca. Os queremos mucho y ahora se demuestra. Os deseo lo mejor en vuestras vidas y proyectos y daros las gracias por estas muestras de cariño que habéis tenido en vuestros escritos. Os quiere vuestra tia Chus.

Anónimo dijo...

Mariu y Manu yo se bien lo que es luchar contra una enfermedad que no quiere dar la cara, y en este mundo que llaman civilizado me desespero, asi que cuando leo vuestras cronicas y veo todas esas madres que querrian tambien luchar por sus hijos y que ni siquiera tienen los medios para poder hacerlo, me dais la fuerza para seguir en mi lucha.La luna es magica a mi siempre me ha atraido con deciros que tube un jardin de infancia que se llamaba la luna hos lo digo todo.Los niños y la luna siempre nos llevan a los adultos a la magia infantil(gracias a dios).Por todo esto chicos hos doy las gracias por hacernos vivir a todos vuestra experiencia y hacer que nos demos cuenta de que cada dia es especial.Un beso muy fuerte.Belen.

AJO dijo...

Querida Mariu: hoy soy yo la que te escribe de esta familia, veo que mis hijos, tus primos, lo van haciendo y por medio de estos comentarios te van transmitiendo lo que piensan y que a mi me suelen comentar constantemente, pues uno de nuestros temas favoritos cuando por la noche estamos todos juntos y nos reunimos por fin después de un día donde cada uno va a sus obligaciones es, MARIU, como esta, que tía mas guay, que valor, ya me gustaría a mi ser capaz etc. etc., siempre te han querido mucho pero es que ahora además te admiran un montón.

Desde que leímos a Leti nosotros también miramos a la luna y desde luego que te vemos, vaya que si te vemos, es genial tener un "móvil" lunero para comunicarnos, niña tienes un gran poder de convocatoria porque muchos antes ni mirábamos la luna y ahora no solo lo hacemos sino que se nos pone una sonrisa y pensamos,"anda mira ahí esta Mariu".

En fin cariño parece que estas sacando lo mejor de todos nosotros, todos los mensajes son preciosos y estoy de acuerdo en que cuando volváis deberíamos hacer una reunión especial para tus amigos chadianos, me alegro que el abuelo Guillermo este bien y que siga amenizándonos con su sabiduría.

Quiero por último, mandar un beso muy fuerte a mis hermanos Felix y Chus, tus padres, por lo geniales que son con todos y el ejemplo que están dando de respeto hacía tus ideas y proyectos aunque estos te separe de ellos y te lleven a lugares tan singulares y desconocidos para nosotros.

Un beso muy fuerte para los dos departe de toda la familia y para ti Mariu un superachuchón de tu tía Ajo que te quiere un montón.