martes, 31 de marzo de 2009

Y nos bañamos en el río

Las semanas pasan sin darnos cuenta, parece mentira que ya hayan pasado dos meses y medio, tenemos dos sensaciones contradictorias, por un lado parece que fue ayer aquel día en el aeropuerto, un día incierto y difícil de explicar, que posiblemente ninguno de los que estuvimos allí podremos olvidarlo. Y por otro lado, sentimos como si llevásemos aquí toda la vida, vamos conociendo cada vez mejor a la gente, las costumbres, la ciudad, el mercado... y eso nos hace sentirnos cada vez más cercanos a todo lo que pasa aquí. También poco a poco nos vamos haciendo más duros a todo lo que vemos, no es acostumbrarse, porque nunca podremos acostumbrarnos, pero sí que lo vas asumiendo aunque lo único que piensas es en cómo cambiar las cosas para que esto no continúe. Parece una pregunta muy utópica, que seguro que todos nos hemos hecho alguna vez, que todos hemos pensado durante algunos segundos, pero aquí, no paras de pensarlo continuamente.

Afortunadamente, nosotros seguimos muy bien. Para nosotros la vida aquí es perfecta, estamos felices y rodeados de multitud de cosas que nos llenan de alegría. No nos glorifiquéis por vivir aquí, porque vivir como vivimos no tiene ningún mérito, o por las aportaciones de nuestro trabajo, porque no es más que un granito de arena que dejaremos en Laï y que cuando todo esto acabe, nadie lo recordará. Lo que no os podéis imaginar, es todo lo que nos aporta esta experiencia, cada mirada, cada saludo, cada gesto. Es mucho más de lo que nosotros podemos aportarles. Aquí nadie cambiará su vida por nuestra presencia, somos nosotros los que cambiamos nuestras vidas, nuestra forma de pensar, de poder ver la realidad que nos ocultaban, de poder abrir los ojos y mirar más allá de lo que nos han dicho que miremos.

Aquí, las ideas que uno tenía se desmoronan, las discusiones políticas que teníamos pierden todo el sentido, las noticias de allí ya no son noticias, y mucho menos cuando sólo escuchamos o leemos lo que queremos. Cómo podemos preocuparnos de los problemas de los bancos, de los nacionalismos, de los enfrentamientos continuos entre partidos políticos, por una ley, por el dinero, por el consumo... mientras millones de personas mueren cada día porque no tienen nada que llevarse a la boca, donde hay falta de medicamentos por culpa del mercado de las farmacéuticas, donde hay educación y sanidad sólo para unos pocos.

Cómo puede haber distintas ideas políticas que día a día condicionan nuestros comportamientos, y que los problemas que hay al otro lado del Estrecho donde hay un continente que muchos lo dan por perdido, no nos cree ninguna inquietud por nada de lo que pasa allí. Cómo podemos confiar en los políticos que no pagan el 0,7% que prometieron, mientras que ayudan a los bancos a salir adelante por errores catastróficos que han cometido. Como podemos confiar en el sistema, si no intenta, o mejor dicho, no les interesa acabar con problemas tan básicos como el hambre, la sanidad y la educación de millones de personas, ya que sería un obstáculo para el crecimiento económico.

A menudo se dice que no hay medios, más aun con la famosa crisis, que es difícil y caro, sin embargo si los hay para, por ejemplo, el comercio. Entre los pocos productos que hay en las tiendas cercanas al mercado “tradicional”, y a las que una minoría afortunada puede acceder, como nosotros los nassara, podemos encontrar mermelada francesa, margarina holandesa, pintura de Arabia Saudí, café de la India, papel higiénico de EE.UU...Y hablando de americanos, también tienen medios para implantar un sistema de extracción de petróleo al sur del Chad, completamente automatizado, con un oleoducto que cruza Camerún hasta llegar al mar, aeropuerto propio, luz, hospital... Situado en una de las ciudades más pobre, Doba, que no puede aprovecharse del sistema eléctrico que cruza sobre sus cabezas, ni beneficiarse del dinero obtenido del negocio petrolífero. Negocio con unas buenas condiciones para unos y no tan buenas para otros, se paga independientemente de lo extraído, y lo poco que se obtiene a duras penas es repartido. Todo ello en un proyecto financiado por el Banco Mundial, que después de ponerlo en marcha decidió salirse del mismo, al considerar que no ayudaba realmente al desarrollo. (hay un documental muy bueno, en francés, “Tchad: main basse sur l´or noir”) Todo ello sin mencionar las consecuencias medioambientales que conlleva (también podéis encontrar videos en youtube con testimonios, escribiendo “Camerún oleoducto Chad”) En fin.

Bueno, aparte de discursos y parrafadas (entenderlo, de vez en cuando necesitamos desahogarnos), nuestra vida sigue su transcurso normal, bueno o casi porque ayer nos llego el paquete de nuestras familias, una caja enorme de 75x45 cm, que esperábamos con gran nerviosismo Gracias a Dube, el chofer de la Belac, lo pudimos traer a casa en coche porque era imposible traerlo en la moto. Ya eran más de las 9,30 de la noche, y aunque teníamos algo de hambre, no nos pudimos resistir y lo abrimos. Fue como la noche de reyes, estábamos como locos, gritando cada vez que veíamos algo, “¡jamón!, ¡embutido!, ¡nocilla!, ¡salsas!, ¡un mp3 con nuestras series preferidas!..., gracias a todos los familiares que han hecho posible que nos llegara, a nosotros y a Carlos, todos eso manjares que con tanto cariño habéis preparado, embalado... GRACIAS. Os tenemos que confesar que tuvimos una sensación extraña cuando ibamos abriendo el paquete,la alegría de recibirlo y la tristeza de sentirnos unos privilegiados dentro de toda la miseria que nos rodea.

Este fin de semana vinieron a devolvernos la visita los cooperantes de Pala, y también Marie Cecile, otra chica francesa que acaba de terminar medicina y ha estado seis meses trabajando en el hospital de N´djamena. Con ella hemos podido hablar de las condiciones sanitarias aquí, de la diferencia de medios entre la capital y las ciudades más urbanas, de la gravedad del problema del sida y del paludismo, con casos verdaderamente trágicos.

El calor es cada vez más duro, de día y de noche. Llegamos fácilmente a los 40 grados al medio día a la sombra y 30 por la noche. El otro día no aguantamos más, olvidamos por un momento todo tipo de consejos y precauciones, buscamos una buena corriente, y nos zambullimos en el río Longone en uno de los baños más refrescantes de nuestras vidas, por ahora sin consecuencias de tipo sanitario. También acompañamos a nuestros visitantes al obligatorio paseo en busca de hipopótamos, que deben estar en época de apareamiento, porque estaban especialmente activos, con peleas entre machos a mordisco limpio y jueguecitos de parejas ¡todo un espectáculo!

El horno, una auténtica maravilla, que empezamos a utilizar más habitualmente tras superar la pereza inicial de preparar las brasas. Hemos perfeccionado la técnica y ya nos comemos las pizzas sin arena. También aprovechamos para hacer alguna tarta, Jean Nicolás, todo un profesional, nos deleitó con una estupenda tarta de mango, haciendo la masa, el caramelo...un manjar. Nosotros intentamos hacer una tarta de limón, pero los huevos no son precisamente lo mejor que tiene Laï, si consigues encontrarlos tienes que tener la suerte de que estén en buen estado, no fue el caso, ya que estaban fecundados y fue bastante desagradable abrirlos y encontrarse al pollito dentro. Tras superar las dificultades, decidimos cambiar de receta y hacer una tarta fría de galleta, leche condensada y chocolate que, al ser fría, casi gana a la delicatesen francesa.

También seguimos haciendo reformas en casa, arreglando el jardín, preparando un huerto...todo en realidad para los futuros cooperantes que habitarán la casa, entre ellos nuestro amigo Javi, experto contable, que posiblemente nos sustituya a partir de septiembre.

Y por supuesto continúa el trabajo en la CECI, cada día más rápido y mejor, seguimos escribiendo informes, ideas, dando forma a lo de los microcréditos, verificando depósitos…ya sabéis.

Por último nos gustaría hacer referencia a las personas que en sus mensajes nos piden más información sobre temas concretos, podéis enviarnos un correo electrónico a manuelgraciasantos@gmail.com o mariuruizgalvez@gmail.com, os contestaremos encantados a todo lo que queráis saber.

Un abrazo muy fuerte a todos.

10 comentarios:

Wambas dijo...

Hola (iba a decir a aventureros, pero no creo que os guste el adjetivo):
Francesc me ha hablado de vuestro blog, y lo poco que he leido me ha atraido mucho, haciendo justicia a los elogios que él hizo de vuestra narración.
A partir de ahora seguiré vuestras andanzas y espero animar más gente para que también lo hagan.
Un abrazo y mucha suerte en vuestro trabajo

Francesc dijo...

Hola chicos,

Buen post y buena información.

Realmente vuestro periplo africano está resultando muy fecundo desde todos los puntos de vista y no sabéis como agradecemos vuestras aportaciones.

Como quién no quiere la cosa pronto estaréis ya a la mitad del periplo y el tiempo acanza de manera vertiginosa.

No podemos más que daros las gracias y animaros a seguir trabajando con toda la generosidad pero sin olvidar una mirada crítica a todo lo que os rodea.

Abrazos

Mireia i Francesc

ines dijo...

!Hola preciosos! Cómo me ha gustado vuestra crónica, vosotros ya lo sabéis, algo hablamos sobre estos temas.
Cuando la gente pregunta por la ayuda que prestamos, hay que sonreir verdad Mariu/Manu, como bien decís son nuestras vidas las que cambian, o nuestra manera de ver el mundo el que cambia. A veces preguntan ¿hay mucha miseria? pues no... la miseria está aquí, en el cuarto mundo, en los suburbios de nuestras ciudades, en el hacinamiento, en el desamor y la falta de valores que esto provoca.
La pobreza sí, extrema, con nuestra vara de medir, injusto, e incomprensible es que alguien se muera por falta de un parecetamol para bajar la fiebre, o más terrible, que un niño no sobreviva al destete, y que no sobreviva a una diarrea... o que la cosecha sea escasa y llegue el hambre... es muy duro ¿verdad que si?, así que el chorizo, el quesito, el vinito, el pastel, DISFRUTARLO, que castigarse, no sirve de na..., en tanto más felices seáis, mas felicidad transmitiréis a los que os rodean sobre todo, y a los que estamos aquí, porque aparte de pobrezas y miserias, la vida es la vida y está en todas partes, solo hay que salir a buscarla.
Un beso guapos, os quiero un montón y me acuerdo mucho de vosotros, aquí me tenéis incondicionalmente para lo que queráis.
Inés

Chus Mamá dijo...

GORRIMis queridos y adorados chicos nassara: OLE, OLE Y OLE la crónica última. ¡Qué sentimiento y sinceridad en ella!. Si todos fueran cómo vosotros, no habría tanto abuso de poder y en consecuencia tanto conflicto de intereses. Pero sobre todo, si todo el mundo que colabora, prescindiera del YO, yo hago…, yo creo…, yo soy…, cómo pensáis vosotros con vuestra humildad y sencillez, el mundo, y más en el subdesarrollado, iría mucho mejor. Así lo pienso y creo que es una realidad.
Ya me dijisteis por tlfno. la ilusión del paquete de las madres. Pero, y sobre todo tú MªEugenia, no devores la nocilla y el queso de una vez que te puede sentar mal.
Pensamos, que por ahora, qué suerte estáis teniendo con la salud. Lo del río, sinceramente, tened cuidado, ahí cómo sabréis están todos los mosquitos que traen las terribles enfermedades que ya nos decís lo mal que están combatidas y sobre todo por la falta de medicamentos.
Efectivamente chicos, ¡qué desigual está éste mundo en el que vivimos!. Desperdiciando el agua en éste lado y allí sin ella y así con todo lo básico para vivir.
Por ahora os dejo pero os tengo metidos dentro de mí y en mi recuerdo diario.
Besos y más besos “apachurrados” y que disfrutéis de los embutidos españoles.

Anónimo dijo...

Mis queridos y adorados chicos nassara: OLE, OLE Y OLE la crónica última. ¡Qué sentimiento y sinceridad en ella!. Si todos fueran cómo vosotros, no habría tanto abuso de poder y en consecuencia tanto conflicto de intereses. Pero sobre todo, si todo el mundo que colabora, prescindiera del YO, yo hago…, yo creo…, yo soy…, cómo pensáis vosotros con vuestra humildad y sencillez, el mundo, y más en el subdesarrollado, iría mucho mejor. Así lo pienso y creo que es una realidad.
Ya me dijisteis por tlfno. la ilusión del paquete de las madres. Pero, y sobre todo tú MªEugenia, no devores la nocilla y el queso de una vez que te puede sentar mal.
Pensamos, que por ahora, qué suerte estáis teniendo con la salud. Lo del río, sinceramente, tened cuidado, ahí cómo sabréis están todos los mosquitos que traen las terribles enfermedades que ya nos decís lo mal que están combatidas y sobre todo por la falta de medicamentos.
Efectivamente chicos, ¡qué desigual está éste mundo en el que vivimos!. Desperdiciando el agua en éste lado y allí sin ella y así con todo lo básico para vivir.
Por ahora os dejo pero os tengo metidos dentro de mí y en mi recuerdo diario.
Besos y más besos “apachurrados” y que disfrutéis de los embutidos españoles.
Mamá Chus
P.D. No me reconoce,espero que ésto no pase contigo hija.

Anónimo dijo...

Sobre vuestra última crónica , forzosamente he de referirme en primer término a la recepción del paquete "gigante".Se ha puesto en su confección y en el envío mucho cariño.En primer lugar por vuestras madres ,verdaderamente obsesionadas con enviaros aquello que os causara mayor ilusión( Por cierto CHUS MAMA, no me tienes que dar las gracias por nada ,pues cuando se pone amor en las cosas ,éstas, te devuelven felicidad.Espero saludarte en un próximo viaje a Madrid.Pienso que ya te conozco desde hace mucho tiempo y eres fenomenal;como tu hija...)Y también por Mireia i Francesc , que os quieren como hermanos , y , sin duda por MariPaz,la hermana de Carlos, que tanto piensa en su hermano.No puedo dejar de mencionar al tío Luis , pues hacer de una caja de cartón un paquete de esas características fué toda una obra de arte.Por mi parte solo he puesto el trabajo;han sido mis compañeros militares , sobre todo el Delegado Militar en la Región,antiguo subordinado mío,y el General de la Base Aérea los que con enorme afecto han facilitado todas las cosas para que el transporte fuese todo un éxito.
Ahora, solo resta, darle gracias a DIOS , disfrutarlo y pensar en el próximo envío que lo haremos en la fecha que me digais.
En otro orden de cosas,vuestro relato es extremadamente sugerente.CAMBIAR LAS COSAS....No os quepa la menor duda de que vuestra semilla supondrá un esla bón para que ello suceda.Aunque aparentemente no lo parezca.Y al revés...como muy bien decís, esta experiencia os proporcionará una forma de ver y analizar las cosas radicalmente distintas.Mientras en nuestro mundo occidental vivimos ahora obsesionados con la crisis que nos supondrá más austeridad y menos comodidades,AFRICA , en muchos lugares ,se muere de hambre.Pero no por ello, deja de ser, como dijo el PAPA,el Continente de la esperanza.Son los propios Gobiernos africanos los primeros que tienen que actuar con honestidad y sin corrupciones para que sus ciudadanos reciban la educación y formación necesarias que les haga salir del pozo.Y exigir al resto del mundo que cumpla sus compromisos hacia ellos..Todo esto con la ayuda de muchísimas personas que ,como vosotros , trabajan solo por DIOS,SIN ESPERAR NADA A CAMBIO, y que juntos forman ya un mar de granos de arena que , poco a poco,inundará todo el Continente...Y termino con el rollo...
Vigilad bien vuestros baños .Tu madre, Manu, está estos días padeciendo las mismas temperaturas , que unidas a la enorme humedad de las Islas Filipinas , le hacen ,supongo que como a vosotros , estar en una sudoración constante.En las fotografías os veo algo más delgados ,pero mucho más guapos..
Seguid, con vuestro trabajo,CAMBIANDO LAS COSAS..Nosotros,desde la distancia,nos unimos en la mente y en el corazón y elevamos una plegaria AL SEÑOR PARA QUE VUESTRA SALUD,ALEGRIA Y FELICIDAD,permanezcan siempre.Con todo el cariño del mundo.GUILLERMO(el abuelo)

Nuria dijo...

guapos!!

aqui la superbloguera!! jajaja

vuestro post, como muchos otros, me ha hecho reflexionar.

Realmente desconocemos muchas de las situaciones de allí, desconocemos toda aquella información que a determinada gente no le interesa que se sepa... y vosotros, contandonos vuestras reflexiones y acciones nos haceis pensar en todas estas cosas. sobretodo en la importancia relativa de las cosas...

un besito y seguid asi!! me alegro mucho de que sigais igual de felices y trabajando tanto!

y ojo con eso de bañarse en el rio... que no parece muy recomendado des del punto de vista sanitario...

Leticia dijo...

1880 visitantes¡¡¡ dentro de poco os vais a hacer famosos....muy buena crónica. Aprovecho también para felicitaros por el vídeo de la anterior, genial...las niñas lo han visto ya un montón de veces¡¡. Me ha gustado mucho (Por qué no podéis meter los pies en el rio???). Besitos.

Ana Santos dijo...

Hola chicos, sigo en Filipinas. El domingo ya vuelvo a Madrid a la "vida real" despues de este parentesis en el lejano oriente. Ha sido interesante, nunca hay que perder la oportunidad de aprender algo nuevo.
Me alegra mucho saber que os ha gustado el contenido del paquete y esperamos que todo haya llegado en buen estado a pesar del calor y de los dias transcurridos. Que dicen los ninos de los juguetitos? me encantaria ver sus caras.
Vuestro post realmente genial. Creo que bueno que "vomiteis" todo esto y pensad que, sin duda, estais haciendo mucho mas que todos nosotros aqui acomodados. Efectivamente todos los que os que queremos, que somos ya multitud, estamos muy felices de veros sanos y contentos. Millones de besos y hasta luego.

ana dijo...

Hola chicos, vuestra última cronica es clara y tiene fuerza, la fuerza que da vivir lo real cada día. Como siempre nos da mucho que pensar.
Me he emocionado imaginando lo que habeis sentido al recibir el nuevo paquete de casa, lleno de cosas preparadas con todo el amor de vuestra familia, lleno de la ilusión de los que os quieren y piensan tantisimo en vosotros. Han pasado dos meses y medio y estais casi llegando a la mitad. Como decis en vuestra crónica cuando os vayais quizás solamente dejeis un granito de arena pero seguro que vosotros habreis recibido tanto que os hará ver la vida de otra manera por mucho tiempo.
Cuidaros y hacer caso a los que os aconsejan que no os arresgueis, vuestra salud es muy importante para poder seguir adelante.
Tengo muchas ganas de veros y abrazarons fuerte fuerte fuerte.
Un beso.

Ana