jueves, 23 de julio de 2009

Hasta siempre

Después de seis meses de vivencias, aventuras, amistades, viajes… llegó el final. No nos podíamos creer que nuestra vida allí había acabado. Varias semanas antes comenzaron las despedidas, pero las de los últimos días fueron las más duras, Bety, Juanita, las hermanas de Laï, que se pusieron al final del puente para parar el coche en el que íbamos a N´Djamena entre gritos y aplausos para despedirnos, y sobretodo la despedida de Alice, que vino a la capital con nosotros para acompañarnos en los momentos más difíciles de toda esta experiencia.

Ahí quedan un montón de anécdotas y de historias, que nunca podremos olvidar. Ahora nuestras vidas están en Madrid, con nuevos proyectos que seguro que nos van a aportar muchas cosas, pero un cachito de nuestro corazón se quedará en África para siempre.

Ha habido momentos buenos y malos, unos más difíciles que otros, pero nunca nos hemos planteado irnos, ni el porqué de estar allí. Hemos aprendido día a día, minuto a minuto, y nos hemos sentido apoyados continuamente, tanto por la gente de allí que nos han arropado y cuidado en todo momento, como por nuestros familiares, amigos, conocidos y desconocidos que habéis estado al otro lado del blog. Sólo queremos deciros GRACIAS, gracias por formar parte de nuestra experiencia, por apoyarnos y darnos fuerzas en los momentos más difíciles, por eso y muchas cosas más, GRACIAS.

Nuestra historia termina, pero la vida del resto de personas que siguen ayudando, cooperando y dejando todo por los demás continua, como nuestros amigos Javi y Sara, que comienzan su propia aventura en Laï a partir de octubre. Seguirán contando nuevas historias y proyectos, que en muchos de los casos nos serán muy familiares. Nosotros cambiaremos de plano, ahora estaremos al otro lado del blog, apoyándoles como habéis hecho vosotros durante todo este tiempo.


Gracias de todo corazón



Hasta siempre Chad



Mariu y Manu

7 comentarios:

Leticia dijo...

No sé si este comentario lo leerá alguien. Ni siquiera sé si vosotros los "jefes" del blog llegáreis a verlo, pero se me ha ocurrido en un pequeño momento de descanso leer algunas de las crónicas que aún no había tenido ocasión de leer. Y lo hago una vez ya estáis aquí a nuestro lado.
La verdad es que la sensación es como de vacío, no sabría explicarlo. Llevo meses y meses deseando volver a verte hermana, dejando pasar los días con impaciencia y a veces desilusión cuando contaba los que me quedaban aún por verte. Pero ahora descubro que África de alguna manera también estaba cercano a nosotros, toda su gente, sus costumbres y sus vivencias tanto buenas como no tan buenas. Por eso ahora, la vuelvo a sentir lejos, muy lejos, en otro continente ajeno a nuestras vidas. Comentas en esta fantástica última crónica de despedida que un poco de África seguirá siempre en vuestros corazones. Pues quiero que sepas que también a todos los que os hemos seguido desde aquí nos habéis dejado un trocito de África y del Chad. Ahora te tengo aquí, pero diferente, con más experiencia y recuerdos que te convierten en otra hermana, vecina, conocida y ciudadana. Imágenes que nunca olvidarás y que nunca veremos los demás, sonidos, olores e historias que nunca conoceremos, a pesar de haber hecho el esfuerzo tan maravilloso por transmitírnoslo.
Gracias por este trabajo que habéis hecho con este blog, gracias por dejar acercarnos a vosotros, y toda "vuestra gente" africana, gracias por no dejar de escribir y contar...gracias por enseñarnos que la vida es mucho más....gracias por ser mi hermana y enseñarme que el hacer felices a los demás, el ayudar, el compartir, esforzarse y el renunciar para dar son las verdaderas máximas de la vida que le hacen a uno ser realmente grande. Te quiero. Hasta siempre Chad.

ana dijo...

El leer vuestra cronica de despedida me ha emocionado. Todo lo que habeis vivido ha sido una experiencia que entiendo sea imposible borrar por mil años que pasaran. Como dice leti, vuestra vida ahora esta llena de esos olores, sensaciones, costumbres y vivencias que seguro os han dado otra vision de la vida que no todos podemos tener. Los que os hemos seguido desde aqui hemos intentado percibirlo y tambien para nosotros existe un antes y un despues. Hoy os voy a ver y me muero por daros un abrazo enorme.
Voy a echar de menos vuestras crónicas pero esperare a poder leer las que escriban vuestros amigos, a los que entre todos intentaremos acompañar tambien desde aqui.

Ana

Anónimo dijo...

El último comentario, el último ¡¡ánimo!!. Aplicad la experiencia adquirida a vuestra vida diaria y seréis mejores.Pensad en que todo sigue allí, pero un poco mejor que antes de llegar vosotros, y eso os lo agradecerán siempre.
Un abrazo.
Luis

ADANE dijo...

¡Ya ves, Leticia!

Aunque sabemos que Mariu y Manu ya están aquí, somos unos cuantos los que todavía seguimos entrando por si hay alguna novedad, para releer algún post o algún comentario, para volver a mirar las fotos...

Sigue siendo su espacio y el espacio de todos los que hemos compartido esos seis meses con ellos. Y, todos, parece que nos resistimos a abandonarlo.

Hemos tenido la suerte de compartir este fin de semana con Mariu, Manu y un montón más de gente fantástica. Unos a otros, nos hemos ayudado a cargar las pilas y a renovar nuestro proyecto común. Como dice Ana -y dijeron Manu y Mario en su última crónica- a partir de octubre serán Javier y Sara –sus amigos- los que nos permitirán seguir el día a día de la vida en Laï, en Kélo… En Chad.

¡Esto no ha hecho más que empezar! Mariu y Mano dieron el primer paso; ahora otros toman el relevo. Que esto ya no pare, dependerá de los que nos quedamos para continuar apoyándoles desde aquí.

Un gran abrazo para todos y todas,

Francesc y Mireia

Anónimo dijo...

Hola Mariu y Manu

Un petit exercice de français pour ne pas oublier trop vite. J'espère que le retour s'est bien passé, que vos familles se portent bien et sont contentes de vous revoir.

Heureusement vous avez les vacances pour reprendre contact avec la vie européenne. J'espère quand même que le choc n'est pas trop fort...

Pour ma part, j'ai passé des vacances reposantes avec ma famille. J'ai pris le bon air des montagnes, et l'air pollué de Lyon.

Je reviens à Laï dans trois jours... Je vais retrouver Alice, mais sans vous ça va être un peu étrange.

J'espère vous revoir bientôt.

Hasta Luego.

Jean-Nicolas

Ana Santos dijo...

Tienes razón, Francesc, por algún extraño motivo un mes después de la llegada de Manu y Mariu seguimos entrando en su blog buscando ¿qué? No sé muy bien.. quizá seguir en contacto con un mundo que nos ha llenado ode emociones en cuanto nos asomábamos a el y ahora las echamos de menos. Hoy he estado con Miguel Ángel, el obispo de Lai, tan lleno de paz, contaba como, poco a poco, va mejorando la situación..
Yo también quiero daros las gracias a todos los habituales de este blog,porque vuestros comentarios me han acompañado muchas noches y me han llenado de emoción. Y por supuesto a "nuestros chicos" que,ccn su ejemplo y de manera magistral, han conseguido que todos nosotros intentemos ser un poquito mejores.
Ahora os toca a vosotros, Javi y Sara, no dudéis que aqui seguiremos, a vuestro lado.
Besos a todos y espero que hasta muy pronto

Anónimo dijo...

Hola Mariu y Manu. Como esta troncos. J'espère que le master se passe bien. Pour ma part, j'ai bien fini au Tchad. J'ai fais un petit détour par le Cameroun et je suis à Lyon depuis 15 jours. Je me repose un peu avant de reprendre une activité. Je n'ai pas votre contact, mais voici mon mail: jean-nicolas.herrmann@laposte.net
A trés bientôt j'espère.
Jean-Nicolas