martes, 19 de mayo de 2009

Y vino el presidente

Una de las cosas que más nos han impactado desde que llegamos aquí, y que desde el primer momento te das cuenta estés donde estés, es la importancia del futbol en la población. Y más aún de la liga española, según los más entendidos, la mejor del mundo. Los partidos de todos los equipos españoles se televisan, conocen los nombres de todos los jugadores, hasta los más complicados de pronunciar, saben su trayectoria, la clasificación de equipos pero sobretodo saben quiénes son africanos y hablan orgullosos de ellos. Cuando decimos que somos españoles no nos dicen España, flamenco, toros y olé, nos dicen, Xavi, Iniesta, Eto’o, Raúl, Casillas... es muy fuerte. Los niños llevan camisetas de muchos equipos y jugadores, aunque estén sucias, rasgadas y llenas de agujeros, aunque no sean muy verdaderas (hemos visto la camiseta del Barcelona en rojo, verde o azul)

Fue en Kélo donde tuvimos la oportunidad de disfrutar el gran partido que llevábamos esperando durante mucho tiempo, R. Madrid- Barça. Nunca pensamos que podríamos ver un partido tan importante tan lejos de casa, en el corazón de África, en una pequeña ciudad del Chad. Fue Cristian quien nos llevó al local donde lo televisaban, él es culé y, lógicamente, nos llevó a verlo con los seguidores del Barça, la gran mayoría. Llegamos con algo de retraso, desde la puerta ya se escuchaban los gritos y aplausos, la gente estaba muy alterada. Tras atravesar un túnel oscuro y lleno de gente, ahí estaba, una pantalla gigante como en una especie de cine de verano, con filas de ladrillos en las que se sentaban “cómodamente” cientos de personas, todos hombres y una mujer nassara. Nos fijamos en la pantalla y ya iban 2-1, lo graciosos es que se televisaba por Al-Yasira, por lo que el nombre de los equipos y la retrasmisión estaba en árabe. Como el partido se celebraba en Madrid, pensábamos que el Madrid era el que iba ganando (ingenuos) “¡Qué emocionante, el Barça va a perder la liga, je je!”, “¡Vaya partidazo!”. La sorpresa fue que cuando el Barça metió... el marcador se puso a 3-1. ¡Oh no! ¡Iba perdiendo! La gente empezó a saltar, gritar, bailes y celebraciones por todo lo alto. Gritaban con cada pase, cada regate, y explotaban cada vez que salía un africano en la pantalla. Cuando llegó el gol del Madrid, fuimos tres los que nos levantamos del asiento, pero visto las caras que nos pusieron nos sentamos rápidamente, y discretamente dijimos “gol”. Llegó el descanso, y en las inmediaciones del Estadio Santiago Bernabéu, los periodistas de Al- Yasira hacían una entrevista, en un estudio improvisado, a Paco Buyo y a Baquero, no dábamos crédito a lo que veíamos. El final de esta historia la conocéis todos, así que no hace falta que contemos más cosas sobre este “emocionante” partido. Eso sí, fue inolvidable.

En una de las tardes que pasamos allí estábamos en un bar charlando con Victoren (el cocinero que nos invita siempre a comer a su casa). Hablaba de los jugadores con orgullo, hasta que calculamos en francos cuanto podía ganar, por ejemplo, Eto’o. Se le cambio la cara y se hizo un silencio que rompió diciendo “voy a poner a mis hijos a entrenar” seguido de unas buenas carcajadas.

La estancia en Kélo fue muy provechosa, además de seguir con nuestro trabajo en la caja, pasamos el 1 de mayo, día del trabajador y cumpleaños de Carlos, y lo celebramos como es debido. Primero fuimos al colegio San José de Kélo, donde los alumnos y profesores habían preparado diversas actividades festivas de todo tipo, canciones, bailes, deportes… y una comida especial preparada por los alumnos de cada clase. Un total de 6 grupos se esparcían por el gran patio del colegio para preparar la comida, la verdad es que a simple vista tenían muy buena pinta, cordero, pasta, pollo, palomitas… Los chicos se encargaban de matar y limpiar a los animales, mientras las chicas preparaban el fuego. Una de las especialidades que habían preparado eran los “marará” que son callos preparados con una salsa deliciosa. Después de la degustación nos dirigimos a la pista de baile, los chavales esperaban que los nassara bailasen, y así fue, música, palmas y…. ¡a bailar!

Volvimos a casa de Carlos, él había estado preparando la comida de su cumpleaños con gran empeño para sus nueve invitados. Demostró que cuando se pone es un gran cocinero. La comida la acompañamos con buen vino, enviado por la hermana de Carlos en especial para este día, y de postre… una tarta que le hicimos de sorpresa. Fue una comida muy agradable.

Unos días después volvimos a la vida “normal” en Laï. Las cosas seguían tal y como las habíamos dejado, menos el puente, que ya estaba a punto de ser terminado. Preguntamos por su apertura y nos dijeron que para el día 15 de mayo vendría en presidente del país exclusivamente para inaugurarlo. El puente tiene muchísima importancia, une la Tandjilé Este y Oeste, separadas por el río Longone, que antes tenía que ser atravesado en el famoso Bac o en piragua, con el inconveniente de no poder hacerlo entre las 5 de la tarde y las 8 de la mañana.

La llegada de Idriss Deby, presidente del Chad, fue todo un acontecimiento. Varios días antes la ciudad se lleno de militares, que tenían que garantizar la seguridad, imaginaos lo que puede ser en un país lleno de tropas rebeldes la salida del presidente. Se llegó al punto de desarmar a los militares y policías de Laï, por si les ocurría alguna idea, dejando las armas solo para la guardia presidencial. Por la noche las calles se vaciaban quedando tan solo las patrullas que iban de un lado a otro cometiendo fechorías de todo tipo. El día 15 la gente comenzó a llenar las calles desde primera hora de la mañana, unos iban al puente, otros a la Plaza de la Independencia, donde sería el discurso, y otros a la pista de aterrizaje, donde llegaría el helicóptero. La comitiva, os la podéis imaginar, muchos pick-ups llenos a rebosar de militares, sentados por todos lados con los pies colgando, y todo tipo de armamento que saltaba peligrosamente cada vez que cogían un bache. También iba algún vehículo más sofisticado, tipo tanqueta, con un cañón que se movía de un lado para otro. Entraban orgullosos, levantado los brazos y saludando a todos lados, toda una demostración de fuerza y poder. A los militares les seguían varias decenas de motos y de coches, cargados todavía más que los primeros, con banderas del partido, del país y haciendo mucho jaleo. Después más militares y, tras ellos, una fila de 6 o 7 todoterrenos, último modelo, con los cristales tintados. Por uno de ellos salía, por la ventanilla delantera, un uniformado de espaldas anchas que parecía tener a alguien abrazado que levantaba el brazo, era el presidente.

La ciudad se había engalanado para la ocasión, banderas por todos lados y pancartas que decían “Gracias Presidente” o “Para vosotros, hermanos, los beneficios del petróleo”. Había pegatinas por todos lados, en los puestecitos de tabaco, en los coches, con el logotipo del partido, la foto del Deby o un grupo de militares, con un lema algo chocante “La paz del país, mi combate”. En el discurso presidencial, además de dejar bien claro que todo era gracias al petróleo y al reparto de los beneficios obtenidos, se anunció el comienzo de varias carreteras asfaltadas, entre ellas, Laï-Kélo.

En Chad se aplicó el concepto de explotación petrolífera como motor de desarrollo. Ya os comentamos en alguna crónica anterior que el negocio estaba en manos de los americanos, a través de la empresa Exxon. La explotación se sitúa cerca de Doba, ciudad al sur del país, y se envía lo extraído a la costa de Camerún (Chad no tiene salida al mar) mediante un oleoducto que atraviesa todo el país y que ha generado importantes impactos medioambientales en los ecosistemas cameruneses. Las instalaciones son muy modernas, un sistema completamente automatizado que no requiere apenas de mano de obra, con aeropuerto, hospital, edificios climatizados, todo ello en una de las ciudades más pobres del país que no ha podido beneficiarse ni del cableado eléctrico que alimenta la estación petrolífera. El “hospital” de Doba, nada que ver con el de la estación, trabaja con un generador eléctrico que funciona unas horas al día. Chad tiene petróleo que exporta, pero no tiene refinerías y tampoco gasolineras. Vende su petróleo e importa gasolina de los países vecinos, que se vende en la calle en botellas o garrafas. Una mesa en cualquier esquina con botellas encima llenas de gasolina, aparcas delante y, chupando de una goma, te llenan el depósito.

La actividad comenzó en 1999 con una extracción estimada en 2.000 millones de barriles y con ayuda del Banco Mundial, que financió buena parte del proyecto (no entraremos en el asunto de apoyar un proyecto petrolífero como forma de desarrollo cuando la empresa extractora y que se lleva la mayor parte de los beneficios es americana). Se acordaron con el gobierno una serie de condiciones en la gestión de los ingresos, como destinar una parte a un fondo de reserva, para asegurar ingresos futuros y destinar fondos para la lucha contra la pobreza. Cuando acabó la construcción del oleoducto en 2004, el Gobierno decidió quitar esas condiciones y destinar esa parte de los ingresos a compra de armas, en un momento en el que la situación con Sudán era difícil, entre ambos países se acusan mutuamente, desde hace tiempo, de apoyar a grupos rebeldes que quieren tomar el poder. Entre esas armas compró varios Mirage franceses (a veces los que acusan a gobiernos africanos de compra de armamento son los mismos que se lo venden).

El caso es que parece que ahora se empiezan a ver algunos pequeños beneficios. Los que nosotros hemos visto, el puente y la carretera asfaltada que han dicho que van a comenzar a construir.

Por cierto, gracias a todos los que habéis colaborado con los proyectos que os propusimos, especialmente a ADANE por poner los medios. A muchos os hemos hablado ya de ADANE, pero quien quiera más información podéis entrar en la página web (www.adane.org). Tienen representación en Reinosa, Santander, Barcelona, Madrid, Cuevas de Almanzora y Maputo (Mozambique).

ADANE CANTABRIA
Tlfs: 942753746, 652977185
adaneong@gmail.com

ADANE BARCELONA
Tlfs: 933498121, 696198098
adanebcn@gmail.com

5 comentarios:

ainhoa dijo...

Hola chicos!! Veo que estais muy bien y sin parar de hacer cosas..Por aki ya empieza a notarse el calor primaveral, que gussssto! Y la gente está empezando a estudiar...y yo buscando trabajo...y haciendo unos cuantos cursos, entre ellos de frances!!! je peux parler avec vous pour practiquer mon francais!! jj
¿¿Alli hablais mucho frances?? O ya hablais chadiano o alguna lengua vernácula de x ahi? jajaja.
Wen un besazooo

Oye, cuando volveis'??

Anónimo dijo...

Esperaba con impaciencia vuestra nueva crónica.No sé porqué, tenía el presentimiento de que no os encontrabais en condiciones óptimas de salud.Ya me entendeis...Finalmente, veo , que ,baches aparte , que forzosamente en tanto tiempo tienen que existir , os resarcís del todo y de nuevo os encontrais esplendorosos.Dentro de las ineteresantes cosas que explicais (el relato de la llegada del presidente da para un libro)hay un hecho en si que me ha tocado el corazón:CARLOS Y YO NACIMOS EL MISMO DIA DEL MISMO MES.Ahora entiendo más sus características humanas y muchas de sus virtudes , sin duda muy superiores a las mías.Así que os pido le feliciteis de mi parte, , aún pasados los días ,con el mayor de los cariños.Un afecto , unido al respeto , que no tiene palabras para expresarse.
Os encontrais ya cerca del fin.Un último esfuerzo y..¡Deber cumplido !Aunque ese deber ya no se apartará jamás de vuestras vidas.
Estamos trabajando en el envío de las 17 cajas de libros y en otras cosas.Todo va en la buena dirección.Os daremos noticias.
Siempre unido a vosotros os quiere muchísimo
Guillermo(el abuelo)

ADANE dijo...

Hola chicos,

Como siempre, vuestro post resulta ilustrativo y nos acerca con mucha fidelidad a la realidad que vivís cada día.

Sobre lo del fútbol (y el Barça je, je, je..) hay que decir que en sitios como Kélo se entiende mejor eso del "fenómeno de masas". Resulta desconcertante como en lugares como Kélo, donde casi no hay nada, nunca falta quién se las ingenia para poder ver todos los partidos.
Es para reflexionar el papel que los futbolistas africanos que juegan en grandes equipos tienen en sus países de orígen. Son verdaderos héroes y a la vez un espejo de superación y triunfo donde muchos se miran.

Aprovecho esta plataforma que nos dejáis para explicar un poco esto de ADANE. La entidad nació con voluntad de dar soporte a las actividades que Carlos, hace casi 23 años, empezó a realizar en África. Nació una ADANE en Barcelona, otra en Cantabria, otra en Madrid y otra en Cuevas de Almanzora, en Almería. Cada una trabaja en su ámbito como puede pero todas trabajamos para el mismo objetivo. Barcelona y Cantabria son las que agrupamos más gente y podemos realizar más actividades, pero todas ellas son importantes.

Hay que resaltar que todas estamos funcionando con gente voluntaria ya que, de este modo, se ahorran muchísimos gastos en estructuras, personal y funcionamiento. Para funcionar miramos de espabilarnos con actividades que hacemos en ferias, fiestas, charlas, vendiendo batiks, collares, etc.. De este modo podemos garantizar que todo lo que aporta la gente se destina íntegramente al objetivo previsto.

La otra vía para financiar proyectos es solicitando subvenciones a entidades públicas y/o privadas.

Queremos destacar el papel y la actividad muy intensa que realizan los amigos de Cantabria. No hay pueblo de Cantabria donde no hayan ido ya sea para pedir ayudas, dar charlas, participar en coloquios, etc.. Hay un equipo de gente magnífica que trabaja mucho y con un entusiasmo a prueba de todo.

Es decir, que aunque formalmente la actividad y los proyectos que nos cuentan Mariu y Manu no son sólo de ADANE Barcelona, sinó que siempre son fruto de la suma del trabajo y las aportaciones de tod@s.

Celebramos que ya tangáis puente en Laï y ójala que esas carreteras que comentáis sean una realidad lo antes posible.

Ánimo, GRACIAS a todas las personas que ya han contactado para colaborar y un abrazo fuerte y solidario para todos y todas.

ana dijo...

Hola chicos, no pude poneros mi comentario el otro día pero no quiero dejar de deciros que como siempre vuestras crónica son tan interesantes y nos llegan tanto que aunque no estemos ahí, habeis conseaguido engancharnos a Africa.
Cuidaros mucho, estamos acabando mayo y en junio podremos pensar que volveis el mes que bien. No se como lo sentis vosotros, me imagino que lleno de sentimientos contradictorios, debe ser duro dejar lo que estais viviendo ahora pero seguro que con ganas de estar cerca de toda vuestra familia que tanto os echan de menos.

Os mando un abrazo y un beso muy fuerte a los dos.

ana

Ana Santos dijo...

¡Qué alegría me da leer vuestra crónica tan larga y tan bien escrita! Me parece increible lo del fútbol y que la gente se enganche a equipos españoles. Desde luego los futbolistas deben ser unos héroes y les tiene que parecer increible el sueldo que ganan!!
Nosotros ya pensando en vuestra vuelta y en las maravillosas vacaciones que vamos a compartir con vosotros. Os queremos muchísimo